Raúl Tola: “Para escribir hay que tener un fuego interior” – Correo

raul-tola-para-escribir-hay-que-tener-un-f-85562-jpg_604x0En contra de la piratería, solicita intervención policial para erradicar problema.

Raúl Tola: “Para escribir hay que tener un fuego interior”

22 de Octubre del 2014 – 16:04 » Textos: Cris Vílchez

La obra relata también la historia de Giovanni y Albano Versaglio y está contextualizada en la Unificación Italiana y la plena dictadura militar de Manuel A. Odría.

De este libro y otros aspectos de su vida hablamos con Raúl.

CORREO: Flores amarillas por fin vio la luz tras cinco años de espera…

RAÚL TOLA: Sí. Siento un alivio y me llena de una inmensa satisfacción. Es una novela ambiciosa y compleja. Cuando empecé a escribirla, sentí inseguridad, falta de certeza, la cual va apareciendo a medida que construyes la historia. Un escritor nunca sabe hacia dónde va a llegar su novela, los personajes terminan por cobrar vida propia y hacen lo que les da la gana.

C: ¿Qué te animó a escribir una historia familiar?

RT: El libro es muy interior, le tengo profundo afecto. Es un viaje a mis orígenes, que me ha permitido conocer a mis antepasados y a mí mismo. Mi familia proviene de migrantes italianos de un pueblito llamado Brunate, donde la mitad de las personas tienen mi segundo apellido. Mi tatarabuelo huyó de ahí porque era un guerrillero garibaldino, llegó al Perú y aprendió de mi abuelo, un hombre poderoso y vinculado al gobierno de Manuel A. Odría. Él proveía de textiles al Ejército y la Policía, hizo fortuna en épocas muy turbulentas…

C: En el proceso de edición ocurrió alguna anécdota…

RT: Sí, conocí al párroco de Brunate, un señor pequeño, con rostro de gnomo, personaje que en Flores amarillas se encuentra con mi tatarabuelo Albano Versaglio. El párroco me abrió las puertas de su oficina y me decía: los documentos están archivados en este aparato del diablo: la computadora. En Europa conocí cómo funcionan los puertos y descubrí a los carboneros de Génova, personas que morían muy jóvenes por la destrucción de sus pulmones.

C: ¿Cómo reaccionó tu familia frente al libro?

RT: Trabajé mucho este posible impacto en mi familia. Desde el inicio, les conté a mis tíos de qué trataba, los descubrimientos que hacía. Les advertí que era ficción, no un retrato fiel de la realidad. Con el arte de la ficción puedo homenajear a dos libros: El Padrino y Conversación en la Catedral, la gran literatura de la mafia. Para aproximar el libro a estos modelos, tenía que estirar los límites de la realidad.

C: Tienes un acercamiento con Mario Vargas Llosa…

RT: Sí, su comentario en el libro es parte de una maravillosa carta de dos páginas que me escribió tras leer mi novela. Me sorprendió que terminara de leerlo, eso ya es un gran homenaje. Me hizo sugerencias y me preguntó si podía recomendarlo para que lo publique Alfaguara.

C: ¿Cuántas frustraciones, odios y amores vuelcas en esta publicación?

RT: Todo. En las novelas, uno entrega sus miserias, alegrías, aciertos y errores. Hay una palabra difícil que define todo: la honestidad. No sé lo que es literatura honesta, pero sí noto con claridad cuando un libro no es honesto: es aquel que se te cae de las manos. Yo he tratado de ser honesto y sincero al volcar mi personalidad; es probable que aparezcan frustraciones y anhelos míos.

C: ¿Y qué libros se te han caído de las manos?

RT: Un libro de Paulo Coelho se me cayó en las primera páginas. No discuto su éxito, porque tiene derecho a vender sus libros. También me pasó con Cincuenta sombras de Grey. El código Da Vinci no se me cayó de las manos, pues quería escribir un artículo sobre ese tema, pero me pareció un libro prescindible… Siento que si uno escribe en un género exitoso para sumarse justamente a ese éxito y vender bastante, está fallando y partiendo de un error. No está mal ser un best-seller, ahí está Cien años de soledad. Vender mucho no está mal, lo que está mal es escribir para vender mucho.

C: ¿Cuál es el obstáculo que afrontan actualmente los escritores peruanos?

RT: Los literatos peruanos tienen buen oficio, pero es muy difícil ser escritor en nuestro país. Cualquiera no se anima, tiene que tener un fuego interior. El problema es que se lee poco y se publica bastante. En la capital hay veinte librerías para millones de habitantes; deberíamos tener cien o más. En Madrid y Buenos Aires encuentras librerías a cada paso.

C: El jirón Amazonas beneficia al lector de a pie…

RT: Para el lector es positivo, son libros baratos, pero en una industria paralela mal impresa. No puedo estar de acuerdo con la piratería. Nunca he comprado libros piratas, me parece deshonesto, un atentado contra las personas que han gastado tiempo y esfuerzo. Me parece que no es un problema difícil de resolver. Puede solucionarse policialmente con redadas, quemando e interviniendo imprentas piratas. Falta una verdadera decisión política. Encarcelando a esos ladrones en dos años se acabaría con este problema.

C: Pedro Suárez publicó su autobiografía Yo, Pedro y vendió 22 mil ejemplares…

RT: Me parece un mérito vender esa cantidad en el Perú. Pedro me cae muy bien, su éxito es merecido, no le ha caído del cielo, se lo ha ganado a pulso. Lo conozco. Me da gusto que haya publicado sus memorias y haya encontrado un canal para comunicarse.

C: Tu próxima novela será sobre dos peruanos afectados por la ocupación nazi…

RT: Sí, una historia trata sobre Magdalena Truel, quien muere en el campo de concentración Sachsenhausen cuando los nazis intentan eliminar toda evidencia sobre el Holocausto. La otra es sobre el escritor Francisco García Calderón, embajador del Perú en París. Cuando él rechaza su alianza con el Triple Eje durante la ocupación nazi, es enviado al gobierno de Vichy. Ahí lo encierran en un hotel de Alemania, sufre de depresión y luego se vuelve loco. Es un libro ambicioso. Me tomará mucho tiempo terminarlo.

Raúl Tola: “Para escribir hay que tener un fuego interior” – Correo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .