En los Mismos Huesos

Cuando viene la noche viene con todo, jajaja.

Hace ya unos buenos años atrás cometí una ofensa contra los mismos dioses, esos que tienen poderes en pequeños filtros de hierbas, huayruros, piedras iridiscentes, agua ceremonial y sabe Dios que más.

Encontré uno de estos filtros en una cajita de madera, parte de las pocas pertenencias de un alcohólico que vivía en el pequeño departamento del tendal de la azotea del edificio que estaba refaccionando.

Era ahijado del guardián del edificio y cuando este lo dejaba se quedaba a dormir ahí.

El obrero que lo encontró me lo dio con una expresión de desasosiego que no entendí y cuando vi de que trataba, le dije que yo tenía un vudú más poderoso aún (el cual era no darle importancia a estas supersticiones).

Hace poco me crucé con este alcohólico que anda por el mercado que está a dos cuadras del edificio y al verme se sonrió y sacó de su bolsillo otro filtro igual o parecido al que encontré en la cajita.

Pero ya no soy el hombre que era antes, peso quince kilos menos, los cuales los perdí entre los meses de Enero y Mayo.

Los alimentos dejaron de tener su sabor familiar, la carne me sabía a cartón, los condimentos me hacían arder los costados de la lengua, hasta que en Mayo la lengua entera me dolía y ardía, la faringe me dolía treméndamente y no podía tragar, aunque si los líquidos pero con suma dificultad.

Estoy yendo donde un chamán, pariente de unas pollerudas de la sierra que viven en el canchoncito de quincha que hay al lado de mi vivienda, ya me pasaron el huevo, de una gallina por cierto no vayan a creer que estoy en otros extremos, jajaja, ya me hicieron un filtro anti hechizos, pero me falta conseguir uno de los pelos de mi enemigo declarado, mañana me pasan el cuy.

Todo lo que tomo es licuado, hace ya un mes que lo hago y sigo aquí, aunque mi energía es poca, pero tengo grandes esperanzas, aún me falta viajar a las Huaringas, para hacerme un baño de florecimiento, aunque por acá también me bañaron, pero me dicen que por allá es diferente por las bajas temperaturas que hay.

¿El médico? si no da resultado, aún me queda por ir al médico, será el último recurso, ya que se que en estos casos si pasas por sus manos te hacen recorrer por todos sus amigos, hasta que quedas en los mismos huesos y además te diagnostican cáncer para empezar, luego te quieren operar y si te dejas te espera una agonía muy dolorosa al orinar o defecar, que te hacen llorar y desearías estar muerto.

Si vamos a morir, hay que hacerlo en nuestro mejor momento y no cuando hemos perdido hasta nuestra dignidad.

Sapín de las Charcas
Si te gustó, pásalo a tus amig@s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.