Meditación

En los desvaríos por los que nos conduce la vida
y en el atrevimiento que nos da la ignorancia
busqué en la razón cobijo
y en mi cerebro
lo que sólo nos da la desgracia.

Me alejé de Él y busqué en el conocimiento
en los libros, las aulas y los viajes
lo que estaba dentro mío
en eso que llamamos

alma.

Por más que quise en sus palabras encontrar falsía
y en su historia contradicciones que la hicieran inaceptable
mi corazón martillante me decía
que todo edificio que construyera
sobre la razón y el pensamiento humanos
se vendrían abajo cualquier día
si me negaba a aceptar la verdad del camino
que sólo me enseñaría

el alma.

Alonso Nuñez del Prado
26dic1999

 

Espergesia

césar vallejo

Yo nací un día
que Dios estuvo enfermo.

Todos saben que vivo,
que soy malo; y no saben
del diciembre de ese enero.
Pues yo nací un día
que Dios estuvo enfermo.

Hay un vacío
en mi aire metafísico
que nadie ha de palpar:
el claustro de un silencio
que habló a flor de fuego.

Yo nací un día
que Dios estuvo enfermo. Sigue leyendo